En el Hospital Público de Toledo: “CERRAMOS LOS FINES DE SEMANA” (por favor, enfermen de lunes a viernes)

El desmantelamiento de la sanidad pública por parte del Gobierno de Cospedal, afecta a todos los niveles de la misma: despiden a miles de trabajadores públicos, cierran las urgencias rurales y ahora plantas enteras en los hospitales los fines de semana.

En LMO ofrecemos en exclusiva un relato con documentos gráficos que lo demuestra…

04/03/2013  Toledo  Julio Prado

Hace unos días, una persona muy cercana me relataba una historia que le aconteció al recibir la llamada de una conocida empresa sanitaria privada. En dicha llamada, la comercial (probablemente con contrato y condiciones de trabajo precarias) pretendía realizar la venta de un seguro médico privado con argumentos tales como “¿Usted se ha percatado de cuanta gente muere a diario en la Seguridad Social?”, “¿Valora usted que está tirando su dinero”  o “¿No se da cuenta de que la Seguridad Social está destinada a desaparecer? No pretenderá enfermar y colgarles ese mochuelo a sus seres queridos…”, argumentos agresivos dignos de cualquier campaña de marketing, que consiguen ofender a tod@s aquell@s que creemos en el sistema público de salud, y en consecuencia lo defendemos.  El mayor problema radica en que los gobernantes se empeñan a diario en hacernos creer que esos argumentos son reales… curiosa coincidencia…

Se están encargando de violar y desprestigiar la Seguridad Social. Dentro de ese afán por privatizar todos aquellos servicios públicos que (escuchado en boca de estos mismos maleantes) sobran, no les duelen prendas para crear una especie de “realidad virtual” donde todos esos argumentos curiosamente cobran sentido, bien sea menospreciando el trabajo de trabajadoras y trabajadores públicos, despidiendo interin@s o deteriorando la imagen y situación de un hospital público, como es el caso que nos ocupa.

Sábado, 4 de la tarde, por cualquier clase de patología un paciente ingresa en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo (ciudad que cuenta con un hospital nuevo a medio hacer cuya gestión parece que va engordar intereses privados próximos al gobierno regional…). Para comenzar, tras la larga espera en Urgencias debida a los recortes en personal, el paciente es conducido a la que será su casa durante los próximos días, en muchos casos menos de los necesarios. Esa habitación, donde antaño reposaban un máximo de dos pacientes, se ha convertido en una especie de “tetris” donde se acomodan 3 pacientes, familiares, acompañantes, camas, sillas, sillones, mesillas… esto es, donde antes se podía respirar ahora no hay sitio ni para moverse. Perplejo, nuestro paciente acepta condescendiente esa situación, bastante tiene ya encima. A esto debemos añadirle que para atender toda una planta solamente se dispone de UNA enfermera, enfermera que parece más una aparición dada la velocidad con la que recorre el pasillo y que dentro de su agobio aún saca fuerzas para atender a tod@s y cada un@ de l@s pacientes con profesionalidad y una sonrisa en la cara. Contrariamente algunos quieren hacernos creer que los trabajadores públicos ni aprecian, ni valoran su trabajo…

Pero continuemos con la situación de las habitaciones, recorriendo la planta podemos observar que, salvo aquell@s pacientes necesitad@s de aislamiento, los pacientes se hacinan en habitaciones de hasta 4 camas, con un calor asfixiante y levantando a media habitación cada vez que quieran airearse, dar un paseo o simplemente acudir al servicio. Agobiados por ver tal hacinamiento, decidimos dar un paseo  y … ¿Cuál es nuestra sorpresa? Dentro de esa misma planta podemos comprobar cómo todo un ala del hospital se encuentra cerrado, sin personal, con las habitaciones cerradas y las camas amontonadas y preparadas, todas las luces apagadas y ni un alma por los pasillos, como si de un hospital fantasma se tratase. Bien pensado, ¡es el plan perfecto! La forma más idónea de matar varios pájaros de un tiro, de una tacada recortamos en Sanidad, ahorramos luz, ahorramos en personal y deterioramos el servicio prestado para así justificar todo lo que estamos haciendo de cara a la privatización, ¡es simplemente brillante!

Es denigrante que durante todo un fin de semana ese ala del hospital se encuentre cerrado a cal y canto, a pesar de la demanda existente y por desgracia, esto es sólo la punta del iceberg. La pregunta que me gustaría enunciar desde estas líneas es ¿queremos esto para nuestros enfermos?,¿queremos esto para nosotros mismos?,¿vamos a seguir tolerando que destrocen de esta forma un servicio que ha costado tanta lucha y tanto sacrificio conseguir? La respuesta a todos estos interrogantes creemos que es clara, como también lo es que la inmensa mayoría de las trabajadoras y trabajadores públicos, lejos de ser culpables o cómplices de esta situación son también sus víctimas inocentes. Quien está acabando con nuestros derechos básicos es ése nido de buitres que posteriormente se llenan los bolsillos cediendo los servicios a las empresas bajo su manto.

LA SANIDAD NO SE VENDE, SE DEFIENDE

hospital 2

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>